Sign Up To The Newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet

    Una excepción a la regla

    El ayuntamiento de Girona se convierte en pionero en España al aprobar el permiso menstrual para sus trabajadoras

    Redacción

    Cada mes, millones de mujeres soportan un dolor que, en ocasiones, les impide llevar a cabo hasta la tarea más cotidiana. No es solo un dolor abdominal, también se extiende a otras partes del cuerpo, causa náuseas, mareos, diarrea, fatiga o jaqueca. Con estas molestias, las mujeres tienen que convivir en su trabajo.

    La investigación sugiere que en todo el mundo, una de cada diez mujeres sufren de dolores menstruales (en términos médicos se denomina como dismenorrea), tan graves que podrían interferir con sus actividades diarias. 

    Una de las enfermedades más conocidas que está vinculada a los dolores menstruales es la endometriosis, que es cuando las células del revestimiento del útero crecen fuera de este, en otras zonas del cuerpo. Puede causar dolor intenso y prolongado, sangrado abundante, sangrado entre periodos y problemas para quedar embarazada

    A partir de ahora, las trabajadoras del Ayuntamiento de Girona podrán acogerse al permiso menstrual por indisposición a causa del periodo, después de que fuera aprobado en el pleno del consistorio de la ciudad.

    La medida pondrá a su disposición ocho horas al mes que podrán coger en fracciones mínimas de una hora y que se deberán recuperar en un plazo máximo de tres meses..

    Un pequeño paso

    La tenienta de alcalde y responsable de Hacienda y Régimen Interior, Maria Àngels Planas, ha calificado el acuerdo de «importante para todas las trabajadoras del ayuntamiento».

    «Estamos eliminando el tabú alrededor de la menstruación y del dolor que algunas mujeres sufren-sufrimos durante la regla», ha afirmado sobre la aprobación del pleno.

    A partir de ahora, las trabajadoras del ayuntamiento de Girona podrán solicitar este permiso por indisposición a causa del periodo con el objetivo de conciliar el derecho a la salud y el bienestar con el empleo.

    EN OTROS PAÍSES

    Girona abre la puerta a un debate que ya se ha abordado en otro países pero sin demasiado éxito.

    Lo hizo Italia hace cuatro años, a través de una ley que buscaba generalizar la extensión de dichos permisos, concretamente tres días al mes, según la propuesta del Partido Demócrata.

    También Chile lo intentó pero en ninguno de los dos países la propuesta llegó a pasar del debate público y parlamentario. Ningún país europeo ha sido capaz de impulsar una medida para conceder a las mujeres un permiso menstrual.

    Sí ha prosperado en los países orientales.

    • Japón es el gran referente, al haber integrado en su normativa laboral un precepto relativo al permiso para las mujeres con dolor menstrual. Las trabajadoras japonesas se pueden acoger a este derecho desde 1947.
    • También Corea del Sur cuenta con esta posibilidad, contemplada por ley, desde el año 2001.
    • Taiwán es uno de los últimos países en adoptar esta medida. Fue en 2014 cuando modificó su legislación para conceder a las mujeres un día de permiso menstrual por mes. Además, estos días de ausencia deben ser pagados si son por más de tres días.
    • En Indonesia, las mujeres tienen la posibilidad de descansar dos días al mes por los efectos provocados por la menstruación.
    • En China, las mujeres tienen derecho a dos días al mes para ausentarse, pero deben justifica la ausencia con una receta médica.

    Fuente: EFE / Infolibre.es