Sign Up To The Newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet

    María Andrejczyk vende su medalla olímpica para ayudar a un niño con problemas cardíacos

    La atleta polaca ha conmovido al mundo del deporte con su gran gesto de solidaridad

    Redacción

    La historia de María Andrejczyk, atleta de 25 años, ha conmovido al mundo del deporte durante los últimos días. La deportista polaca, medalla de plata en lanzamiento de jabalina femenino en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ha decidido subastar su metal para ayudar a un niño con problemas cardíacos.

    Foto: Tomasz Markowski

    Cuando la javalina de Maria Andrejczyk alcanzó los 64,61 metros en el Estadio de Tokio ella ya sabía que el podio estaba asegurado. Alegría tremenda para la polaca, que se hacía así con su primera medalla olímpica. Plata que le supo a oro después de años de entrenamiento en la sombra.

    A pesar de esa alegría, no dudó en poner, pocos días después, su medalla al servicio de los padres de Milos, un niño con problemas de corazón que necesita una urgente operación en Estados Unidos.

    Los padres de Milos llevaban tiempo intentando recaudar dinero para hacerse cargo de los gastos de la intervención médica y la atleta, ante las dificultades, ha querido ayudarles. Sacó a subasta su medalla de plata y consiguió la cifra de 44.000 euros por ella.

    El valor real de una medalla siempre permanece en el corazón

    «El valor real de una medalla siempre permanece en el corazón. La medalla es sólo un objeto, pero puede ser de gran valor para otros. Esta plata puede salvar vidas en lugar de acumular polvo en un armario. Por eso decidí subastarla para ayudar a los niños enfermos».

    María Andrejczyk durante una prueba

    La sopresa de Andrejczyk llegó cuando la compañía que acababa de ganar la subasta, Zabka Polska (una cadena de tiendas de alimentación), le devolvía su medalla a la atleta. Una historia con final feliz para todos, pues Milos podrá ser operado para solucionar sus problemas cardíacos y Maria podrá lucir la medalla que con tanto esfuerzo ganó en Tokio. «Nos conmovió mucho el gesto de nuestra atleta olímpica, por lo que decidimos apoyar la recaudación de fondos para Milos, pero también decidimos que la plata se quedara con Maria», informó la cadena de supermercados en un tuit.

    Fuente: ABC