Sign Up To The Newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet

    Tsitsi Dangarembga, Premio de la Paz en la Feria del Libro de Fráncfort

    La novelista, dramaturga y cineasta galardonada llama a eliminar el pensar heredado de colonialismo e imperialismo

    Redacción

    La novelista, dramaturga y cineasta Tsitsi Dangarembga fue galardonada recientemente, con el Premio de la Paz de los Libreros Alemanes en la Feria del Libro de Fráncfort.

    El jurado calificó a la ganadora, nacida en Zimbabue y de 62 años, como «no sólo una de las artistas más importantes de su país, sino también una voz de África en la literatura contemporánea».

    La obra de Dangarembga «señala conflictos sociales y morales que van mucho más allá de la referencia regional y abren espacios de resonancia para cuestiones globales de justicia», señala el comunicado del jurado.

    El Premio de la Paz, dotado con 25.000 euros (29.500 dólares), se concede a quienes realizan una contribución a la literatura, la ciencia o el arte en nombre de la paz.

    El año pasado el premio recayó en el Nobel de Economía Amartya Sen.

    Dangarembga recibió el premio el último día de la Feria del Libro de Fráncfort. La ceremonia contó con un discurso de Auma Obama, hermanastra del ex presidente estadounidense Barack Obama, que rindió homenaje a su amiga.

    La artista nació el 14 de febrero de 1959 en Mutoko, en lo que entonces era Rodesia, ahora Zimbabue. Estudió psicología en su país natal y comenzó a escribir obras de teatro.

    En 1988 se publicó su primera novela, «Nervous Conditions», la primera de una trilogía de tres libros de influencia autobiográfica. «The Book of Not» se publicó en 2006, seguido de «This Mournable Body» en 2018.

    En los tres libros, Dangarembga utiliza el ejemplo de una mujer adolescente para describir la lucha por el derecho a una vida digna y la autodeterminación femenina en Zimbabue.

    Tambudzai, la protagonista de los tres libros, se encuentra en una crisis existencial. En la agencia de publicidad en la que trabajaba, los blancos le roban los eslóganes y decide renunciar.

    A partir de ahí, la joven debe enfrentarse a una vida en Harare con pocos ingresos. Como profesora, golpea a una niña de tal manera que esta pierde la audición y Tambudzai es enviada a un centro psiquiátrico. Poco después, su humilde prima la acoge.

    Dangarembga creció en parte en Inglaterra y en parte en Rodesia, donde el gobierno blanco de Ian Smith oprimía sistemáticamente a la población negra.

    En la década de 1990, se dedicó cada vez más al cine. En sus películas suele poner de relieve los problemas creados por el choque de la tradición y la modernidad.

    Durante esa época, Dangarembga estuvo en Berlín para estudiar dirección de cine.

    En 2000 regresó a África con su marido alemán, con el que tiene tres hijos ya adultos.

    Una de las voces más importantes de Africa.

    «No eres común, una vida normal no es ni fue una opción para ti, ni para ti ni para mí, porque nos mueve y nos vemos en la responsabilidad de hacer posibles cambios para bien «, dijo por su parte la germanista y socióloga keniata Auma Obama, amiga de Dangarembga y encargada de la laudatio.

    La medio hermana del expresidente estadounidense Barack Obama calificó a Dangarembga de «una de las voces más significativas e importantes del continente africano» y ojalá pronto, con este premio, agregó, en todo el mundo.

    «No se extrañen de que Tsitsi Dangarembga haya ganado este premio. Por favor, lean literatura africana, miren más lejos de su horizonte, estamos aquí, somos fuertes (…) Que ésta no sea una excepción», dijo a los presentes en el acto de entrega de esta distinción.

    Dangarembga por su parte, dijo que su voz procede de «una parte del mundo descrita con tanta frecuencia como diferente» y «acompañada con tanta frecuencia de connotaciones negativas».

    El alcalde de Fráncfort, Peter Feldmann, por su parte, se refirió al viejo debate de la presencia de editoriales de ultraderecha en la Feria del Libro revivido este año después de que algunos autores cancelaran su asistencia en señal de protesta.

    Tsitsi Dangarembga

    Expresó su deseo de que estos autores, el año que viene «se sientan seguros, protegidos y bienvenidos» en Fráncfort.

    Aseguró que en Fráncfort hay espacio para la tolerancia y la comprensión, pero no para xenofobia, antisemistimo, islamofobia, racismo, amenazas ni humillaciones.

    Defendió la libertad de la palabra, que califico de un bien preciado, pero agregó que por encima está la dignidad del ser humano.

    El alcalde dio la palabra en una intervención no prevista a la concejala Mirrianne Mahn, que aludió a la «paradoja» de otorgar el premio de la paz a una mujer negra cuando «las mujeres negras precisamente en esta feria no eran bienvenidas».

    Se habla del discurso y de la libertad de expresión, «pero las ideologías ultraderchistas y las que desprecian la dignidad del ser humano no son libertad de expresión» y no se les debe dar una plataforma en Fráncfort, afirmó como mujer negra y concejala de esta ciudad.

    Fuentes: MSN y El Diario