Sign Up To The Newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet

    Los coches voladores surcan los cielos

    Ya se trabaja en el segundo prototipo comercial de AirCar, un coche que se transforma en avión y que se prevé opere de forma comercial en el año 2023 

    Redacción

    Los coches voladores ya no los veremos sólo en las películas de ciencia ficción, sino surcando los cielos de todo el mundo gracias al trabajo de científicos especializados que han creado el AirCar, el primer coche que se transforma en avión en segundos. Los coches voladores han sido uno de los grandes anhelos de la humanidad de las últimas décadas.

    Se trata de coches voladores en formato VTOL (capaces de despegar y aterrizar en la vertical) que no cuentan con propiedades rodantes más allá de las estrictamente necesarias para desplazarse por un aeropuerto, según informa El Español.

    AirCar.

    El vuelo inaugural del AirCar contó en su trayecto con el profesor Stefan Kelin y el cofundador de la compañía Anton Zajac. El viaje buscaba demostrar que contar con este tipo coche volador reducía notablemente los tiempos de desplazamiento  y unieron los centros de ambas ciudades en un tiempo récord. Aproximadamente la mitad de lo que toma actualmente realizar el mismo recorrido.

    «La transición automatizada de un vehículo de carretera a un vehículo aéreo y viceversa […] es el resultado de una excelente ingeniería y conocimientos profesionales», ha dicho Branko Sarh, técnico experto retirado de la compañía Boeing, quien participa en el proyecto.

    El AirCar Prototype 1, el que voló en noviembre, dispone de un motor de 160 caballos de origen BMW y ya acumula más de 40 horas de vuelos de prueba bajo la supervisión de las autoridades aéreas eslovacas. Este modelo sirve como banco de pruebas perfecto, pero su velocidad máxima de crucero se sitúa en unos discretos 190 kilómetros por hora.

    En cambio, el AirCar Prototype 2 recurre a un motor mucho más potente de 300 caballos y recibirá la certificación de aeronave por parte de la EASA con un permiso especial para poder circular por carreteras. Sancado la calculadora, podría cubrir la distancia entre los aeropuertos de Madrid y Barcelona en solo dos horas y luego desplazarse al centro de la ciudad. Todo de forma legal gracias a las certificaciones que están por llegar.

    Este modelo cuenta con hélice de paso variable y se espera que consiga una velocidad de 300 kilómetros por hora y una autonomía cercana a 1.000 kilómetros. El AirCar Prototype 2 es también el modelo de preproducción del coche volador de la compañía y que ya «cuenta con un comprador», como recalcó Stefan Klein el pasado noviembre.

    De esta forma, VoltAero proporcionará aviones eléctricos de seis asientos capaces de alcanzar los 360 kilómetros por hora en velocidad de crucero con una autonomía que se puede estirar hasta los 1.200 kilómetros. La aeronave tiene previsto comenzar a operar de forma comercial en el año 2023, momento en el que se incluirá en la carta de aviones disponibles en la aplicación Kinect con los mercados de Estados Unidos y Reino Unido como avanzadilla.

    Taxis voladores

    Por su parte, eHang, una startup china especializada en aviación también ha desarrollado el eHang 216. Se trata de un «taxi volador» que es un dron gigante con un habitáculo central para los pasajeros. En concreto, es capaz de llevar a dos personas, incluido el piloto. Ya existen prototipos de este vehículo de transporte y el siguiente paso será el proceso de pruebas; para ello, la startup ya ha alcanzado acuerdos en dos zonas europeas: una en Noruega, y la otra en España, concretamente, en Valencia tras alcanzar un reciente acuerdo con el ayuntamiento valenciano de Llíria para el desarrollo de un centro experimental en la zona.

    Prototipo del eHang 216.

    Fruto del acuerdo, eHang recibirá la certificación de drones de transporte y aparatos eVTOL para el transporte de pasajeros. Todo eso le permitirá realizar las primeras pruebas reales de este aparato, participando en ensayos relacionados con esta tecnología.

    Fuente: El Español.