Sign Up To The Newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet

    La dieta mediterránea, entre las mejores del mundo

    Redacción

    Por quinto año consecutivo, el tradicional modo de alimentarse en países como España, Italia o Grecia, la llamada dieta mediterránea, ha sido el primero en cruzar la línea de meta en la carrera anual por ser la mejor dieta del mundo, según las calificaciones anunciadas por U.S.News & World Report.

    Además de ocupar el primer lugar como la mejor dieta en general, el estilo de alimentación mediterráneo también ganó en las siguientes categorías: la más fácil de seguir; la mejor para mantener una alimentación saludable; la ideal para la luchar contra la diabetes y la más completa en la ingesta de vegetales.

    En el segundo lugar del ranking, con un empate, está la dieta DASH, creada para reducir la hipertensión, centrada en la reducción de la ingesta de sal y el consumo de frutas, vegetales, granos integrales, lácteos bajos en grasas y proteínas magras. En el tercer puesto se sitúa la dieta flexitariana, que fomenta ser vegetariano la mayor parte del tiempo, pero permite una hamburguesa o una pieza de pescado de vez en cuando.

    Las tres tienen en común que reducen o eliminan los alimentos procesados y hacen hincapié en llenar los platos de frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, nueces y semillas.

    «Todas ellas ofrecen variedad, flexibilidad y pocas reglas, si las hay «, comenta Gretel Schueller, editora de salud de US News & World Report, a la cadena CNN. «Funcionan bien, son seguras, sensatas y están respaldadas por una ciencia sólida», agrega Schueller, directora del estudio realizado por un panel de 27 expertos que examinó 40 dietas.

    La importancia de la reunión

    El reinado de la dieta mediterránea no se acaba. Pero no solo es importante lo que se sirve en la mesa. Las interacciones sociales durante las comidas y el ejercicio son los otros dos pilares básicos de sus beneficios. Las reuniones familiares y de amigos con la única excusa de zampar son la marca distintiva respecto al resto de regímenes culinarios, destaca el informe.

    Porque la tradicional a dieta española es más un estilo de vida que una lista de alimentos permitidos y prohibidos. Numerosos estudios han encontrado su utilidad para reducir el riesgo de diabetes, colesterol alto, demencia, pérdida de memoria, depresión y cáncer de mama. Lo que se traduce en un corazón más sano y una vida más larga.

    «Las mejores dietas se basan en lo que se puede comer, no en lo que no se puede comer. Y en este momento, durante estos momentos estresantes de la pandemia, eso es especialmente útil para la gente», explica Schueller.

    Fuente: Expansión