Sign Up To The Newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet

    En la piel de la moda

    La estudiante Hong Zhao gana el certamen de la British Fashion Council, gracias a la reinvención de un textil que fusiona tradición artesana con técnicas respetuosas con el medio ambiente

    Los colores y motivos vibrantes se inspiraron en la herencia china de Zhao.

    Redacción


    Moda sostenible y, a la par, que ayude a fomentar el talento de jóvenes promesas del diseño, rige cada año el concurso de la British Fashion Council (BFC), con el que uno de los centros de moda más importantes del mundo busca impulsar el valor de nuevos creadores. Siempre asociado a una marca diferente, el certamen se abre a los estudiantes de universidades afiliadas a la BFC, por lo que en la edición de 2020 tendió la mano al grupo empresarial Yook Net-a-Porter, encargando a los participantes desarrollar un producto que sustituyera a la piel sintética bajo una idea innovadora.

    Para ello, la firma dio acceso a los concursantes a su colección Runway, un archivo de metraje de moda que abarca cuatro décadas de desfiles, con el fin de que pudieran basar su investigación en cómo se han presentado tradicionalmente las pieles y / o pieles sintéticas, qué imagen comunican al consumidor. y cómo los diseñadores los manipulan como material, puesto que la producción, uso y fin de vida de los productos sintéticos pueden tener graves impactos ambientales. 

    Hong Zhao, estudiante del London College of Fashion.

    Teniendo esto en cuenta, el proyecto de investigación llevó a los estudiantes a reinventar alternativas que respetasen el ciclo de vida corto de la moda; el uso y procesamiento de productos químicos; y el de materiales sintético, sugiriendo una solución innovadora y menos contaminante para el planeta. Pautas y diseños que llevaron finalmente al jurado a decantarse por el trabajo de Hong Zhao, una estudiante del Womenswear Fashion Design Technology, del London College of Fashion, que se alzó como ganadora al impresionar a los jueces con una investigación que fusionaba tradición con modernidad.

    «Creé un efecto de piel usando múltiples capas», explica Zhao. “Para ello me inspiré en la danza tradicional del león [que se realiza en los festivales tradicionales chinos ] y en las viejas fotos de mi madre, en las que llevaba una prenda de piel y que recreé sintéticamente colocando capas de organza e hilos para hacer el borde más rugoso, decorándolos con motivos tradicionales como el dragón chino. Al cambiar la capa de organza, puede ajustar fácilmente el grosor de la tela. Se puede utilizar para hacer una prenda reversible, aumentando el potencial de estilismo, al tiempo que agrega valor debido a la artesanía. Al cambiar la línea de costura, también se crea una silueta diferente gracias a la fuerza de la organza», añade la ganadora.

    La presentación textil de Hong unificó la originalidad de un pensamiento que respeta y considera el pasado pero aportando una mirada fresca hacia el futuro». Un enfoque innovador y creativo sustentando en la moda sostenible y que puede producirse localmente. Un trabajo para el que Hong se inspiró en muchos elementos, creando una prenda final que pasó por la investigación de los desfiles de moda de Galliano, hasta su herencia china a través de la danza del león tradicional y las fotos antiguas de su madre de la década de 1990. Su tejido milhojas emula maravillosamente la piel sintética, bajo un opulento estampado de dragón chic.

    Zhao presentó una opción sostenible y deseable para la piel sintética.

    Una estudiante que no sólo ha fusionado sus raíces para inspirar su textil, sino que ha demostrado que la historia puede jugar un papel importante en la creación de moda con un impacto positivo en el medioambiente.