Sign Up To The Newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet

    El príncipe Carlos y su colección de moda sostenible

    El heredero de la corona británica impulsa junto al grupo Yook Net-a-Porter una propuesta textil que busca promover el lujo ecológico y planea abrir mercado en las próximas temporadas

    El príncipe Carlos y Federico Marchetti junto a los artesanos en los terrenos de la Casa Dumfries.

    Redacción

    Bajo el nombre de The Modern Artisan, la fundación benéfica del Príncipe Carlos de Inglaterra, en colaboración con el grupo textil Yook Net-a-Porter, se unieron el pasado año para lanzar una colección de moda de lujo sostenible destinada a durar toda la vida de los consumidores. La propuesta, con diez artículos para mujeres y ocho para hombres, busca promover habilidades textiles de alta gama entre los jóvenes artesanos, por lo que estudiantes de la escuela de diseño Politécnico di Milán idearon las piezas que luego fueron fabricadas por graduados del centro Dumfries House del Reino Unido.

    El proceso de Modern Artisan Design se inspira en el 500 aniversario de Leonardo da Vinci. Su legado de arte, innovación y atención al detalle sirvió de base para muchas piezas de la colección, donde la artesanía se mezcla con tejidos ecológicos como cachemire de una sola fibra que se puede rehacer y reciclar si se desea. Patrones innovadores como el de un abrigo cruzado con cinturón, mezcla de lana merino y cachemire, y forrado con seda orgánica certificada GOTS y 100% trazable, cuyas solapas están tomadas de los bocetos geométricos de da Vinci en el Codex Atlanticus, ubicado en la biblioteca Ambrosiana de Milán.

    Según explica la web de la empresa Yook Net-a- Porter, «Federico Marchetti, presidente y director ejecutivo del grupo, ideó la iniciativa de moda The Modern Artisan para crear una colección de lujo sostenible, diseñada por estudiantes y fabricada por artesanos en formación, un proyecto que surgió durante una conversación que tuvo con el Príncipe de Gales sobre Italia».

    Marchetti, junto con el editor en jefe de British Vogue , Edward Enninful, habían sido invitados a Dumfries House en 2018, la histórica finca escocesa que ahora alberga a The Prince’s Foundation, para discutir sobre ecología, artesanía y la preservación de las habilidades artesanales. en la industria textil amenazada por el gigante de la moda rápida. “Cuando fui a Dumfries House y hablé con el Príncipe, definitivamente me mostró su gran aprecio por Italia”, recuerda. 

    Italia y Reino Unido

    “Me contó sobre sus viajes por la campiña italiana, las pinturas que había visto de niño… Entonces, cuando me pidió que pensara en algo para hacer juntos, esa fue la chispa, el punto de partida para inventar algo que conecte Italia con Reino Unido. También me inspiró el trabajo que hace el príncipe Carlos para ayudar a los jóvenes y todo lo que ha estado haciendo en Dumfries House, y quería hacer lo mismo. En ese momento, conecté todos los puntos y nació la colección», añade.

    Una vez pensado el proyecto, se puso en marcha el engranaje con el Politécnico di Milán, donde los seis estudiantes que habían sido seleccionados para concebir y diseñar una colección de ropa para hombres y mujeres presentaban sus bocetos y prototipos para The Modern Artisan a los aprendices de manufactura de las universidades en el Reino Unido, que habían sido elegidos para confeccionar las prendas a través del programa Future Textiles de la Fundación Prince en Dumfries House.

    Ver este proyecto llegar a buen término, y a los aprendices desarrollar habilidades que necesitan ser preservadas, ha sido enormemente alentador 

    Príncipe Carlos de Inglaterra

    Oportunamente, Leonardo da Vinci había sido elegido como inspiración para la colección y la conversación fluyó de un lado a otro entre los alumnos y sus tutores, perfilando detalles de diseño inspirados en las magníficas cortinas del artista italiano del Renacimiento y aprovechando las posibilidades de la tecnología y el big data del siglo XXI para una producción más sostenible. 

    Los estudiantes de Modern Artisan también tuvieron acceso a cinco años de datos de la empresa impulsora, lo que les permitió probar sus bocetos y adaptarlos a las preferencias del cliente, con la intención de reducir el consumo de materiales y crear prendas eco-friendly.

    “La oportunidad de visualizar y analizar lo que busca el público objetivo y, en consecuencia, diseñar la colección”, fue un cambio de juego, según una de las estudiantes, Giulia Albini, quien desde entonces ha cursado una maestría en marketing y comunicación. “Creo que este proyecto siempre permanecerá en mi corazón por todo lo que he aprendido, y que será un punto de partida para lo que haré en el futuro”, dice Albini.

    Tejidos ecológicos

    Utilizando las mejores cachemires y sedas sostenibles de fábricas escocesas, junto a sedas ecológicas orgánicas del Centro Seta en Italia, la colección fue tomando forma, a la par que se fomentaba un espíritu real de colaboración entre los artesanos italianos y británicos a través del hilo común de la moda», explicó el príncipe Carlos durante la presentación del proyecto. 

    “Los artesanos de dos países han trabajado en estrecha colaboración, lo que espero les dé una idea del funcionamiento global de la industria textil y de la moda y el valor de trabajar juntos. A menudo me he dado cuenta de que es este tipo de trabajo colaborativo el que genera resultados sorprendentes e incluso más impresionantes. A medida que los artesanos pasan a la siguiente etapa de sus carreras, espero que sean capaces de combinar las habilidades y la experiencia que han aprendido con la plataforma que se les ha dado. para seguir carreras satisfactorias en la industria. Más que esto, espero que se encarguen de seguir compartiendo las habilidades y el espíritu de sostenibilidad que han aprendido con otros para que su artesanía pueda seguir prosperando y sirva de inspiración para una nueva generación de artesanos ”, dijo el heredero de la Corona Británica.

    «Desde sus inicios en 2015, una de las principales ambiciones del programa Future Textiles de mi fundación ha sido que ésta evolucione para apoyar el crecimiento de la fabricación británica en el mercado del lujo». comentó el Príncipe de Gales. “Ver este proyecto llegar a buen término, y ver a los aprendices desarrollar habilidades que necesitan ser preservadas ha sido enormemente alentador”, subrayó.

    Una de las mejores cosas de este proyecto es que la mayoría de los estudiantes ahora tienen un trabajo dentro de la industria, y su legado dará un impulso real a la sostenibilidad

    Federico Marchetti

    Te Modern Artisan es una colección enfocada hacia la moda otoño-invierno, en la que los equipos creativos de Yook Net-a-Porter han supervisado todos los detalles finales antes de que se enviara a los tiendas del grupo en Londres, Hong Kong, Nueva York e Italia. Más allá del meticuloso abastecimiento de tejidos ecológicos y las revelaciones del diseño basado en datos, la base de este proyecto de moda es preservar la naturaleza y respetar el concepto de slow fashion. Por ello, cada prenda incluye el corazón y el alma de sus promotores, ya que cada pieza de la colección viene con su propia identificación digital, que documenta no solo la procedencia de los materiales, sino también las historias humanas entre pespuntes. 

    Artesanos italianos dan forma al proyecto en Milán.

    Respecto a si continuará el proyecto en temporadas futuras, el presidente del grupo textil añade que “personalmente este proyecto ha sido ideado a largo plazo con el fin de que continúe durante mucho tiempo, y creo que el Príncipe comparte ese mismo deseo «, concluyó.